pan-and-scan azteca sobre lola flores

Desde que en el otoño de 1947 el empresario cinematográfico vigués Cesáreo González abriera oficina en México1 las producciones de ida y vuelta de su compañía no paran: contratación de María Félix para protagonizar Mare Nostrum (Rafael Gil, 1948), Una mujer cualquiera (Rafael Gil, 49) y La noche del sábado (1950); de Jorge Negrete como … Read more